Wednesday, July 20, 2016

Panificadores piden harina de Emapa, no subir precio del pan

La Federación de Panificadores de Cochabamba (Fedepaco) manifestó ayer que su intención no es subir el precio del pan, sino que el Gobierno entregue harina a más de 300 afiliados a “libre disponibilidad” a través de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa).

“Estamos pidiendo diálogo al Gobierno, cosa que podamos encontrar una solución. No hay ninguna intención de subir el precio del pan del sector panificador, por eso estamos movilizados para buscar soluciones a esta temática”, afirmó el dirigente Fenett Olivera en medio de la marcha que protagonizó su sector ayer, en esta ciudad.

Más de 300 panificadores recorrieron ayer las calles desde la plaza San Sebastián hasta la plaza 14 de Septiembre, posteriormente se dirigieron a las oficinas regionales de Emapa donde generaron momentos de tensión al intentar ingresar a la fuerza en los ambientes, en busca de una explicación de la gerencia.

Los panificadores mostraron su molestia tras las declaraciones del gerente de Comercialización de Emapa, Hugo Prado, al referirse al problema del sector como asuntos “particulares”, asegurando que la entrega de harina, el último mes, bordeó los 22 mil quintales.

Olivera respondió que se trata de un problema que afecta a todos los afiliados, negó que el último mes su sector haya recibido 22 mil quintales de harina y desafió a las autoridades de Emapa a demostrar las declaraciones conforme a planilla.

“Antes (Emapa) vendía menos (de esa) cantidad y alcanzaba para el sector panificador, entonces hoy en día cuando nosotros los dirigentes pedimos que presente planillas de las compras del sector nos cierran las puertas, no nos dan ninguna respuesta”, indicó.

El dirigente de los panificadores cuestionó qué ocurre con la harina.

Recordó que, en 2013, se elaboró la última hoja de costos donde el quintal de harina figura con 135 bolivianos el quintal, pero a la fecha el quintal de harina importada de Argentina está a 220 bolivianos.

Entre los panificadores que marcharon, uno se desmayó durante la movilización por insolación. Olivera aseguró que en los próximos días (aún sin fecha) se llevará a cabo un ampliado departamental para definir otras medidas de presión, no descartan parar la producción de pan de batalla.

Según los datos de Fedepaco, la demanda departamental de harina es de 25 mil quintales al mes, de los cuales 18 mil quintales están destinados para la producción de pan de batalla de sus afiliados. Actualmente, Emapa entrega sólo el 50 por ciento del requerimiento para el sector panificador.

Pero no sólo en Cochabamba se reportó falta de harina de Emapa. La semana pasada, los panificadores de Oruro también denunciaron que Emapa empezó a depurar listas, reduciendo la entrega.

En Potosí, por la falta de harina de Emapa, el pan subió de 0,40 a 0,50 bolivianos.

No comments:

Post a Comment