Monday, June 8, 2020

Empresas del Sedem viven del subsidio, algunas tienen pérdida

Las empresas estatales, muchas de las cuales dependen del Servicio de Desarrollo de Empresas Públicas Productivas (Sedem), son deficitarias y sus ingresos dependen del subsidio de lactancia. Sólo algunas, como Cartonbol, reportan utilidad y tienen un mercado y futuro.

La evaluación fue realizada por Jaime Aliaga, exgerente del Sedem, que estuvo al frente de esta entidad desde finales de noviembre de 2019 hasta el 22 de abril de este año. Para la creación de estas empresas se utilizaron recursos de las Reservas Internacionales Netas (RIN) que fueron al Finpro, créditos del Banco Central y del Tesoro.

Balances oficiales del Sedem reflejan por ejemplo que Cartonbol el año pasado reportó una utilidad de 4,5 millones de bolivianos, superior a los 1,1 millones de bolivianos de 2018.

La Empresa Productiva de Semillas reportó 15,5 millones de bolivianos de pérdida en 2019.

La Empresa de Abonos y Fertilizantes tuvo un resultado negativo de 9,6 millones de bolivianos. Por su lado, la Empresa Productiva de Envases de Vidrio (Envibol) reportó 11,3 millones de bolivianos de cifras rojas.

Según Aliaga, Cartonbol puede subsistir, ya que tiene un mercado en otras empresas públicas como Emapa, además de empresas privadas. Pero no tiene más espacio físico para crecer, aunque tiene deudas.

En el caso de la Empresa de Abonos y Fertilizantes, Aliaga observa que el 95% de sus ingresos provienen del subsidio.

Terminó importando fertilizantes líquidos que ni siquiera los diluye. Sus operaciones en ese campo se limitaron a adquirir de terceros, fertilizantes como úrea y otros, para comercializarlos mediante ventas con pago diferido a asociaciones de productores. “Los niveles de mora son elevados y los procesos penales para la recuperación de deudas son parte de sus tareas”, añadió.

Por otra parte la Empresa de Semillas adquiere de terceros granos de arroz, frejol y otros, para proveer al subsidio. También ha incurrido en operaciones de venta de semillas con pagos diferidos. “Entre ambas empresas tenían cerca de 13 millones de bolivianos o más como cuentas por cobrar en ejecución, por ese tipo de operaciones. Tienen deudas por cobrar a corto plazo y no pueden recuperar y están pagando salarios y estos meses de pandemia no han estado generando ingresos”, puntualizó.

Sobre Emvibol, Aliaga cree que es una empresa destinada a la muerte porque si bien genera algunos ingresos, en sus gastos no figuran los costos de energía eléctrica, GLP y salarios.

El crédito del Finpro para esta empresa era de 58 millones de dólares. La primera cuota a capital, vencida la gracia, debe pagarse este agosto próximo. Los gastos de operación (gas licuado, electricidad para mantener alta temperatura del horno, salarios, insumos y otros) desde que se inició, se imputan todavía al préstamo como capital de operaciones. El precio de los envases, a la capacidad con la que se estaba trabajando (12 %) no cubrirá los costos de operación.

La planta fue enclavada en Zudáñez y muy lejos del más próximo city gate de gas natural. Ni en los próximos cinco años habrá gasoducto cercano. Optaron por gas licuado de petróleo para alimentar el horno.

Aliaga señala los bloqueos de noviembre estuvieron a punto de adelantar en cinco años el apagado de ese horno, que tiene que permanecer encendido a más de 1.500 ºC consumiendo gas y electricidad en ingentes cantidades, materia prima y otros insumos. “Estar tan lejos del gas natural, como el producto de los mercados, realmente confirma que, si alguien se empeñaba en plantear un proyecto peor que éste, quizás no lo hubiera logrado”, indica Aliaga.No fue un proyecto “llave en mano”. Se contrató a una empresa cooperativa de Uruguay, Envidrio, para el diseño final del proyecto y transferencia de know how. Ésta se limitó a comprar los equipos y luego contrató técnicos venezolanos de Venvidrio, que se encargaron de poner la planta en funcionamiento. “Los uruguayos, después de noviembre, dejaron el país sin culminar el contrato. Los venezolanos desaparecieron a comienzos de diciembre. No se pudo encontrar en los archivos el diseño final del proyecto”, observó.

La Empresa Productiva de Cementos de Bolivia (Ecebol) emprendió dos proyectos para producir clínker y cemento portland en dos plantas, una en Oruro y otra en Potosí con créditos provenientes de las RIN que superan juntos los 600 millones de dólares. La primera operó con relativo éxito, pero al igual que muchas empresas de occidente, fue afectada por el atentado que terminó volando el gasoducto Carrasco el 13 de noviembre.

Se tuvo que apagar el horno y se dañó el refractario y se lo reparó y encendió el 28 de diciembre.

Ya se había prevendido gran cantidad de cemento. Se volvió a producir, hasta que, comunarios, parlamentarios y otros, prepararon una toma de la planta el 10 de marzo. Esa acción culminó con una nueva parada del horno y otro daño y se vino la pandemia. “En julio vence el período de gracia y debe pagar 23 millones de dólares del crédito y estuvo parada cinco meses”, subrayó Aliaga. La de Potosí aún no opera.

Punto de vista
Jimmy Osorio
Economista y analista
“Se desconocen planes y metas”

El actual modelo económico, heredado de la administración del MAS, apuesta por la intervención del Estado en casi todos los sectores productivos, esto con el objeto de controlar mayoritariamente la demanda interna.

Es por esa razón que el Gobierno de entonces (2006- 2019) creó una serie de empresas de diferentes rubros, que puedan generar excedentes para el erario nacional. Sin embargo, el tiempo nos ha demostrado que gran parte de las empresas públicas creadas por el gobierno del MAS han sido creadas más por intereses políticos que técnicos. Muestra de ello es que el 86,5% del presupuesto total 28 empresas públicas en funcionamiento, corresponden a tan sólo tres empresas, YPFB, ENDE y Comibol.

Las 25 empresas públicas del Estado, en los últimos años han ido presentando pérdidas en sus balances como es el caso de la empresa de semillas.

Sin embargo, aunque estas “pequeñas” empresas registren pérdidas o ganancias, el impacto con relación al crecimiento económico nacional será mínimo.

Por otro lado, todavía no se puede acceder a la información de las empresas, no se puede revisar los estudios técnicos, económicos, sociales y ambientales para su creación. Tampoco se puede ver los planes de negocios y ver las evoluciones de sus indicadores financieros para ver si las empresas están cumpliendo con sus proyecciones.

Se hace necesaria la revisión de cada una de las empresas estatales y su rol productivo, pues existen algunas compañías que, conforme a la normativa comercial, ya estarían en quiebra técnica y sería el nivel central de Gobierno el que esté manteniendo con vida a estas empresas a través de transferencias a fondo perdido.

Friday, May 29, 2020

Decreto elimina contratación directa de empresas públicas

El Decreto Supremo 4247 aprobado por el Gabinete Ministerial, excluye la contratación directa para las Empresas Públicas Nacionales Estratégicas (EPNE) como lo establecía el DS 181 desde 2009, por lo que estas entidades tendrán que regirse con las normativas que establecen licitaciones públicas.

“Se está eliminando una aberración que había producido el MAS de que las empresas deberán contratar de manera directa todos sus procesos. Por eso contrataban hasta sus seguros, por contratación directa. Ahora, estamos cortando de raíz ese error y las empresas públicas, a partir de ahora, van a tener que sujetarse al DS 181 para realizar contratos por licitación que es la regla. Existen también los contratos por excepción o por emergencia que van a tener que justificarse. Ya no habrá el permiso de dispararse como antes”, explicó a EL DEBER, el ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz.

El DS 4247, elimina “la contratación directa para las EPNE dispuesta en el artículo 83 del DS 181, modificado por el DS 1497, del 20 de febrero de 2013, salvando lo establecido por el artículo 72 de la citada norma. Se deroga el artículo 83 del DS 181”.

Incorpora el inciso v) en el artículo 65 del DS 181, de 28 de junio de 2009, Normas Básicas del Sistema de Administración de Bienes y Servicios, el siguiente texto: “Cuando por razones de extrema urgencia ocasionadas por acontecimientos imprevistos o para sustentar actividades sustantivas empresariales, la EPNE no pueda obtener los bienes o servicios a tiempo mediante las otras modalidades de contratación y el uso de tales procedimientos pudiera resultar en perjuicio para los intereses empresariales o de sus usuarios o beneficiarios.”

Expresa también que las empresas públicas podrán ejecutar para sí y por sí mismas, obras de infraestructura productiva. Los procedimientos, garantías, porcentajes de anticipo y demás condiciones para la aplicación del inciso v) del Artículo 65 del DS 181, deberán ser establecidos por cada EPNE mediante Resolución expresa aprobada por la Máxima Autoridad Ejecutiva conforme a las Normas Básicas del Sistema de Administración de Bienes y Servicios.

Indica además que, las EPNE que hayan adquirido la calidad de estratégica, con anterioridad a la vigencia del presente Decreto Supremo, mantendrán la misma.

Monday, May 18, 2020

Correos reinicia actividades con medidas de bioseguridad



Con medidas de bioseguridad, la Agencia Boliviana de Correos (AGBC) reinició desde este lunes sus operaciones con el envío y recojo de correspondencia y encomienda en siete departamentos del país.

El servicio postal fue interrumpido, al igual que otros diferentes servicios en el país, debido a la cuarentena que aún continúa vigente en el país por la pandemia del coronavirus. El Gobierno dispuso que diferentes actividades se irán restableciendo paulatinamente.

A través de una nota de prensa, la AGBC señaló que el servicio postal decidió retomar el servicio “para continuar aportando al dinamismo económico del país”. La Paz, Santa Cruz, Cochabamba, Tarija, Sucre, Beni y Pando, son los siete departamentos habilitados al tránsito entre ciudades para el traslado de paquetería.

“A manera de prevención, la institución adoptó medidas de bioseguridad desde la fumigación de sus ambientes, adecuación de las ventanillas de contacto con los clientes, uso de guantes, barbijos y lentes de protección. Además de una cámara de desinfección en el ingreso de nuestras oficinas, y alcohol en gel para nuestros usuarios”, señaló la AGCB.

La atención dispuesta para el envío y recojo de correspondencia es de lunes a viernes entre las 08.00 y las 12.00. El ingreso a sus oficinas será con el uso obligatorio de barbijo, adicionalmente se realizará la desinfección al usuario.

Para la atención de las dudas de los usuarios, fueron habilitadas las plataformas digitales en Facebook: Agencia Boliviana de Correos, Instagram: @agencia_bolivianadecorreos y twitter: @AGBCorreos. (18/05/2020)

Correos de Bolivia reinicia sus actividades en horario matutino

El Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda informó que la Agencia Boliviana de Correos (AGBC) reinició este lunes operaciones para la entrega y envió de encomiendas. La atención al público es en horario matutino y con todas las medidas de bioseguridad para evitar el Covid-19.

De acuerdo con el informe, la atención comienza a las 8:00 y concluye a las 12:00 en los departamentos de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba, Tarija, Sucre, Beni y Pando.

“A medida que las autoridades nacionales, departamentales y municipales anuncien nuevas disposiciones se realizará los cambios de horario de atención y circulación que ameriten”, señala la nota de prensa. Aclara que los usuarios deben entrar a las oficinas con barbijo y en las puertas se proporcionará el alcohol en gel.

La empresa de correos realizó la desinfección y adecuación de sus ambientes para la protección de los trabajadores, quienes están obligados a utilizar guantes de látex, barbijos y lentes de protección.

Friday, May 15, 2020

El Sedem y sus empresas estratégicas

En los últimos 14 años surgieron muchos proyectos utilizando reservas internacionales, forzando a que el Estado ingrese a campos que deberían estar en manos privadas. Yo fungí como Gerente General del Sedem desde fin de noviembre de 2019 hasta el 22 de abril de 2020. En ese tiempo, cuidando el prestigio personal, se gestionó ese conglomerado de empresas, intentando sincerar su gestión. Se las midió, evaluó y propuso mejoras. No se pudo avanzar más. Acá, una veloz visión y comentarios, quizás útiles.

Ecebol emprendió proyectos en dos plantas: Oruro y Potosí, con créditos del Finpro que superan los 600 millones de dólares. Oruro produce clinker y cemento, sobre todo el IP 40, con gran aceptación en el mercado. Se efectuó la recepción definitiva de la planta; ahora, en período de garantía. Faltaba un último pago al consorcio constructor de no más de 13 millones de dólares. Existían reclamos por casi 30 MM de dólares sin asidero legal. La voladura del gasoducto Carrasco en noviembre, la toma de la planta en marzo, y ahora la pandemia, afectaron la liquidez necesaria para enfrentar la deuda a capital que vence en junio próximo y asciende a cerca de 23 MM de dólares.

El caso de Potosí es más crítico. Si no se firma un convenio con YPFB para que permita que Ecebol financie la construcción de 7 KM de gasoducto faltante, el consorcio no reiniciaría actividades, suspendidas desde noviembre. El avance era de 97 % en provisión de equipos, 95 % en obras civiles y 60 % en montaje electromecánico. Sin ese tramo de gasoducto, será difícil conseguir volúmenes mínimos para pruebas y no se podrá llegar a la recepción provisional postergada desde febrero pasado.

Envibol puso una planta con tecnología de punta en Zudañez, lejos de los mercados de insumos y productos y sin gas natural. Se usa GLP. No fue un proyecto “llave en mano”; contrataron a una empresa para el diseño final y de capacitación con pobres resultados. No encontramos a nadie que conozca la química de la fusión de vidrio. No había laboratorio de análisis químico de materias primas, se ordenó una auditoría especial a esos contratos y se instruyó un proceso de reingeniería.

La deuda al Finpro asciende a 70 MM de dólares y en agosto vence el periodo de gracia. El precio de los envases, a la capacidad con la que trabajaba (12 %), no cubre costos de operación. Se sugiere convertirla a sociedad mixta con un consorcio entre consumidores de envases de vidrio.

Papelbol tiene la planta en Villa Tunari, pero no usa fibras naturales como insumos, importa residuos de papel para el papel de escritura. La empresa se dedicó a actividades fuera de su objeto: distribuía el subsidio y terciarizaba mochilas escolares para alcaldías. No pudo demostrar perspectivas de rentabilidad. Sería aconsejable mudarla a empresa mixta. La recolección masiva de residuos de papel en el país es tarea pendiente.

Cartonbol, considero que es la que mejor puede desarrollarse por sí sola; sin embargo, necesita de ampliación física e inversiones que mejorarían su competitividad. Se la debería mudar a empresa mixta para enfrentar ampliaciones físicas y de mercado.

La Empresa de Abonos y Fertilizantes no se ha abocado a su objeto: sus plantas de abonos orgánicos en Viacha y Villa Tunari, son irrelevantes para sus ingresos. No produce fertilizantes líquidos, los importa. Sus operaciones se limitaron a adquirir urea y otros fertilizantes de terceros, para venta con pago diferido a productores cuya recuperación es dudosa. Sus mayores ingresos provenían de la gestión del subsidio.

La Empresa de Semillas vendía semillas con pagos diferidos. Junto con EPAF, tenían cerca de 13 millones de bolivianos de deuda en ejecución por esas operaciones. Adquiría de terceros granos de arroz, frijol y otros, para proveer al subsidio. No tenía un rol importante en el Programa Nacional de Trigo. Yo propondría fundirla con EPAF.

Quedó inconcluso el Plan intensivo de Recolección de Residuos de Papel para Papelbol, y el Programa de Responsabilidad Social Empresarial con las comunidades aledañas a la planta de cemento de Oruro, iniciativas que bien podrían inscribirse en el Plan de Reactivación del empleo planteado por el gobierno.

Jaime Remberto Aliaga fue gerente general a.i. del Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Privadas.

Monday, April 20, 2020

Este lunes, Emapa abrirá dos tiendas móviles en La Paz, una en Cotahuma y otra en Munaypata

Dos tiendas móviles de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) abrirán este lunes en la ciudad de La Paz desde las 08.00 hasta las 12.00.

Según información de Emapa, los dos predios serán instalados en Cotahuma (avenida Buenos Aires, Estación Teleférico Amarillo) y Munaypata (Complejo Deportivo Munaypata).

Emapa comercializa productos de la canasta familiar básica como: arroz, azúcar, fideo, aceite y harina, principalmente. El costo es más bajo para evitar la especulación de precios en el mercado.

A la fecha, se llegaron a zonas alejadas de los departamentos de Potosí, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Beni, La Paz, Tarija y Chuquisaca.

Para más información, los interesados pueden ingresar al portal de Facebook Emapa-Bolivia o llamandp al número de teléfono gratuito 800-10-1230.

Wednesday, January 15, 2020

Gerente de Quipus denuncia que existen más de 10.200 celulares y 34 mil computadoras en desuso



El gerente general de la empresa estatal Quipus, Cristian Romero, denunció que más de 10.200 celulares y 34 mil computadoras se encuentran almacenadas en bodegas porque necesitan ajustes técnicos.

“10.200 teléfonos celulares los cuales están en almacén y no pueden ser comercializados porque son de mala calidad y otros están en un proceso jurídico en curso. Se han encontrado computadoras con algunos ajustes técnicos pueden ser competitivas y ser distribuidas en el mercado nacional, una cantidad de 34 mil computadoras”, denunció Romero.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo, Wilfredo Rojo, indicó que la empresa está en riesgo y mal administrada.

“Manejándola con buen criterio y dentro de una economía que nos permita mantener la fuente de trabajo que se tiene, podemos recuperar su inversión”, indicó el ministro.

Por el estado de la empresa estatal, dos personas ya fueron aprehendidas y se continúan con las investigaciones y la auditoria.

Romero aseguró que se está trabajando en una reestructuración empresarial y se espera “generar producción rentable”.