Wednesday, March 24, 2021

Senatex perdió Bs 14,7 MM en 2020 y acumula cifras rojas

 Desde su creación, en 2016, hasta  2020, el Servicio Nacional Textil (Senatex)  acumula  cifras rojas, según  balances oficiales. El año pasado la estatal reportó pérdidas por 14,7 millones de bolivianos y desde su gerencia se anuncia una reestructuración de las operaciones.

Los estados financieros expuestos en la Rendición Pública de Cuentas Final del Servicio hace algunos días,    reflejan que desde que nació  en mayo de 2016 en lugar de la Empresa Pública Nacional Textil ( Enatex), en la textilera no hubo gestión que reporte ganancias, ya que en ese año tuvo  pérdidas de -13,4 millones de bolivianos.

En 2017 reportó -25 millones de bolivianos; en 2018 su resultado negativo continuó con -21,8 millones; en 2019 obtuvo -5,6 millones de bolivianos y en 2020 cerró con -14,7 millones de bolivianos (ver gráfica).

A pesar de estas cifras rojas, en la audiencia el director de Senatex, Gonzalo Uscamayta, culpó de las cifras 2020 al gobierno de transición de Jeanine Añez.

“Podemos ver que anteriormente Senatex ha registrado crecimiento de manera lenta, pero hubo un crecimiento leve, a partir de 2019 y en 2020 hubo un decrecimiento de 14,7 millones de bolivianos como pérdida”, afirmó Uscamayta en el informe. 

Incluso concluyó que en la administración del  gobierno anterior se calcula un daño económico al Estado por: cálculos “inadecuados” de costos de producción, sobreprecios, falta de control en procesos productivos y contrataciones de personal técnico inadecuado,   que son investigados. No mencionó cifras.

Uscamayta anunció que con el fin de re-encaminar a la estatal se impulsa una  reestructuración que contempla reducción  de  costos de producción, ser competitivos y posicionar los  productos en el eje troncal del país.

“Ya no queremos tener telas de Brasil, Perú o de China. Los bolivianos tenemos toda la posibilidad de encarar y satisfacer esta demanda. ¿Cómo lo vamos a hacer?, con calidad y precio. Muy pronto van a tener noticias de Senatex, estamos en etapa de reestructuración. El presidente (Luis) Arce indicó que habrá un crédito a toda la sustitución de la importación. Senatex trabaja en ese sentido”, anunció.

En mayo de 2016, mediante el Decreto Supremo 2765, el Gobierno anunció el cierre de Enatex y la modificación de naturaleza jurídica para que se transforme en Senatex. Enatex nació en 2012  en lugar de  América Textil (Ametex).

El experto Jaime Aliaga recordó que Ametex se hundió el día en el que se dio fin a la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de Drogas (Atpdea). Debido a sus problemas financieros  fue embargada y Enatex comenzó operaciones como empresa estratégica.

  “A la fecha Senatex tiene una deuda de 353 millones de bolivianos con entidades financieras del Estado.  En conclusión, la textilera viene hundida desde que se  inició. Es mejor cerrarla porque va a seguir produciendo pérdidas, disminuirá su patrimonio y seguirá siendo un botín político y corrupto”, opinó Aliaga.

 El analista Jimmy Osorio indicó que pese a las cifras negativas y a la pandemia de la Covid-19, la estatal no está en una crisis financiera “insalvable”. 

Sin embargo, dijo que es necesario revisar la razón de su existencia. “En la Rendición de Cuentas se menciona la pérdida de 2020, pero  éstas fueron superiores en gestiones pasadas. Tampoco hacen referencia a los factores externos que incidieron en que la empresa Enatex tuvo que cerrar operaciones, dando lugar a la creación de una entidad descentralizada del Estado”, señaló Osorio.

En su criterio, las entidades como Senatex o Quipus son ejemplos de cómo no se debe  hacer emprendimientos estatales

“Pero al Estado  parece no afectarle las pérdidas y subvenciones que tiene que hacer en estos sectores y prioriza demandas basadas en réditos políticos, perdiendo el rumbo del desarrollo nacional” observó.

 Actualmente, Senatex cuenta con 122 trabajadores que operan en las plantas de hilandería, de telas, planta de acabado e ingeniería de producto, servicios técnicos, área comercial, tiendas y administración.

 Bs 353,1 millones es la deuda de la firma

La deuda que tiene el Servicio Nacional Textil (Senatex) alcanza  un total de 353 millones de bolivianos. De los cuales 163,5 millones corresponden al fideicomiso que tienen con el Banco Unión, 161,2 millones al Finpro   y 28,3 millones al Banco de Desarrollo Productivo (BDP).

Los préstamos tienen como fecha de vencimiento  julio de 2027 y marzo de 2035, dependiendo de la fecha de contrato, según el reporte de Rendición de Cuentas 2020. Según  el analista Jimmy Osorio, la deuda que arrastra la firma es muy grande, lo que no le está permitiendo que pueda generar  utilidades.

La estatal  produce y distribuye textiles y prendas de vestir en tejido de punto. Su producción de hilos  registró un crecimiento de 376.202 kilos a 495 mil entre 2019 y 2020.  Mientras que  la producción de telas disminuyó de 257.210 a 240.400 kilos. 


Tras un año con caída en ventas Emapa apunta a la reactivación

 El año pasado las ventas de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) bajaron en 53,3%;  sin embargo, la estatal este año busca recuperar el dinamismo de gestiones anteriores.

  Los datos expuestos en la audiencia de Rendición de Cuentas Final 2020 del Ministerio de Desarrollo Productivo dan cuenta que la empresa en 2019  logró ventas por 540,2 millones de bolivianos y el año pasado   bajaron a 252 millones de bolivianos.

Según Emapa  la  caída en las ventas respondió a  la mala administración del gobierno de transición  y la pandemia de coronavirus en el país.

Además, señala que otro elemento que provocó esta situación es que antes, durante y  después de la  cuarentena se  contrató personal sin experiencia ni conocimiento del sector, lo que generó retrasos e ineficiencia en la gestión técnica de la entidad.

 La gerencia de Comercialización de la estatal  definió el relanzamiento de las sucursales y superemapas para llegar en mejores condiciones al público con productos y subproductos de Emapa y de terceros. Además, se prevé la apertura de nuevas sucursales y superemapas.

Según esta gerencia, otro de los desafíos para esta gestión es fortalecer el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas nacionales. Se trabaja en acuerdos con artesanos para facilitarles espacios en las sucursales de Emapa, al igual que a los micro y pequeños productores de medicina tradicional.


El gerente general de Emapa, Marvin Pereira Chávez, manifestó que luego del abandono de un año de la empresa, se trabaja para devolverle su función principal de apoyar a productores, acopiar, transformar y comercializar a precio justo y contribuir  a la construcción de la seguridad alimentaria con soberanía para la población boliviana.

La gerencia de Acopio y Transformación retomó las tareas para asegurar adecuados niveles de acopio de la producción agropecuaria de pequeños y medianos productores, orientado a contribuir a la oferta  de alimentos.

Este proceso se desarrolla a través del acopio y transformación de granos priorizados como: arroz, trigo y maíz, producción de alimento balanceado y gestión de las plantas propias.

Se destaca por ejemplo la producción de 246.500 bolsas de harina para el abastecimiento al sector panificador,  lo que permitió mantener el precio del pan de batalla.

Metas

Las metas programadas para la gestión 2021 en acopio de granos son: 30.000 toneladas de arroz, 85.000 toneladas de maíz y 171.191 toneladas de trigo.

Para transformación, las metas programadas son: 41.318 toneladas de arroz, 132.619 toneladas de trigo y 106.505 toneladas de alimento balanceado.

Pereira recordó que Emapa apoya a los sectores de la cadena productiva de alimentos, a la producción agropecuaria y agroindustrial, contribuye a la estabilización del mercado interno de productos agropecuarios y agroindustriales, y a la comercialización de productos agrícolas en el mercado interno y externo.

Cifras de  estatal

   Gestión Los ingresos de Emapa que incluyen ventas,  transferencias corrientes y otros ingresos bajaron de 870,8 millones de bolivianos en 2019 a   252,8 millones de bolivianos el año pasado.

     Recursos Los ingresos propios de la estatal bajaron de 541,4  millones de bolivianos a 252,4 millones de bolivianos entre 2019 y 2020.

      Egresos Los gastos de Emapa bajaron de 871,9 millones de bolivianos a 229,8 millones de bolivianos en el período de análisis.

     Rol La empresa acopia, produce y comercializa alimentos en todo el país.



Monday, February 1, 2021

Quipus retomará la producción de computadoras para estudiantes y profesores, anunció el Presidente

 El presidente Luis Arce anunció este lunes que la empresa pública Quipus —que cuenta con una planta ensambladora de equipos tecnológicos— volverá a producir computadoras para estudiantes y docentes.

“Quisieron cerrar nuestra empresa Quipus que ensambla computadoras para estudiantes y docentes. Retomaremos estas entregas”, afirmó el Jefe de Estado durante la inauguración de la gestión escolar 2021, desde el departamento de Tarija.

Recordó que mucho antes del gobierno de facto, ya se distribuían las computadoras al sistema educativo con el objetivo de mejorar la calidad educativa. “Nuestra política era que todo alumno y profesor tenga su computadora, se paró lamentablemente”.

Dijo que ahora se retomará la producción de computadoras y su distribución.

Deploró que la gestión del régimen de Añez no haya priorizado ni la educación ni los recursos logísticos ni las herramientas en favor de los estudiantes, al contrario clausuró el año escolar 2020 cuando apenas iniciaba la gestión.

La empresa estatal Quipus fue creada mediante Decreto Supremo N° 1759 del 9 de octubre de 2013, bajo tuición del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural.


Saturday, January 23, 2021

EASBA DENUNCIA QUE BLOQUEADORES BUSCAN IMPEDIR INVESTIGACIÓN DE CASOS DE CORRUPCIÓN DE LA ANTERIOR ADMINISTRACIÓN

  El gerente general de la estatal Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba), Ramiro Lizondo, dijo este jueves que la movilización de algunos sectores en el municipio de San Buenaventura, en el departamento de La Paz, es para evitar que se investiguen los actos de corrupción, malos manejos e irregularidades que cometió la anterior gerencia, entre noviembre de 2019 a noviembre de 2020.

“Entendemos que toda la movilización que se está organizando en el pueblo de San Buenaventura, con el argumento de que yo, el antiguo gerente, es una persona prepotente, abusiva y que no puede volver a dirigir la empresa, en realidad es una movilización para evitar que nosotros investiguemos todos estos malos manejos, irregularidades y corrupción que se dio en la empresa Easba”, dijo en una conferencia de prensa.

Más temprano, el secretario general de la Federación de Comunidades Originarias Interculturales del municipio de Ixiamas, José Luis Gizarra Nina, dijo que su sector pide la destitución del nuevo gerente, porque la gestión de Lizondo se caracterizó por malos tratos y poca productividad.

A contra mano, Lizondo afirmó que ese sector objeta el trabajo que realizó en esa empresa para evitar que ahora inicie un proceso de investigación, tomando en cuenta que en una semana descubrió varias irregularidades y actos de corrupción.

Informó que la anterior gerencia que posesionó el gobierno “golpista” de Jeanine Áñez dañó una de las dos turbinas, la cual tenía un costo de $us 5 millones.


“En los próximos 45 días nosotros vamos a contratar un especialista, en turbo generación que nos va decir cuál es el daño exacto que tiene esa turbina, los daños severos que tiene. Lamentablemente la planta no va poder operar porque es el corazón de nuestro sistema productivo”, lamentó.


Además, dijo que se recibieron varias denuncias, entre ellas, la compra con sobreprecio de urea, irregularidades de la facturación, la contratación masiva de personal y que los recursos de la venta de alcohol se depositaban en cuentas personales, “las cuales se investigarán en los siguientes días para identificar a los responsables”.

“Cuando yo estaba en gestión nosotros adquiríamos la urea en $us 350 la tonelada, pero el año pasado durante la gestión del gobierno de facto y los gerentes que manejaban la empresa, la urea fue comprada a $us 850 dólares la tonelada (…), Existió la contratación casi discrecional de personal de la partida de trabajos manuales, cuando estábamos en la gestión se utilizaba Bs medio millón pero ellos utilizaron Bs 4 millones”, detalló.

También, Lizondo denunció que camiones, tractores y cosechadoras automatizadas fueron “desmanteladas y canibalizados”, con daños severos, los cuales serán evaluados para su reparación.

“No vamos a manejar nombres ahora, no es responsable manejar nombres, vamos a iniciar un proceso de investigación, auditorias especiales, vamos a solicitar la intervención de transparencia para que nos ayude a identificar a los responsables. Ayer recibí una última denuncia, que cuando se vendían alcohol los anteriores gerentes solicitaban que el valor de esas ventas se deposite en cuentas particulares, todas esas denuncias las vamos a fundamentar y las vamos a presentar públicamente con los respaldos correspondientes para que los responsables asuman las consecuencias de sus actos”, complementó.


Thursday, January 14, 2021

RAMIRO LIZONDO ASUME GERENCIA DE EASBA CON LA MISIÓN DE REACTIVAR LA INDUSTRIA AZUCARERA EN LA PAZ

 El ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca Chura, posesionó este lunes a Ramiro Lizondo como gerente general de la Empresa Azucarera de San Buenaventura (EASBA), con el desafío de reactivar el funcionamiento de esa industria, emplazada en el departamento de La Paz. 

“El desafío es, nuevamente, poner en funcionamiento nuestra planta industrial, generar el desarrollo económico regional, fortalecer el complejo productivo de azúcar. También es importante fortalecer la presencia de nuestro producto, el azúcar producido en San Buenaventura en el mercado nacional. Ya estábamos en el mercado nacional, pero lamentablemente el gobierno de transición prefirió darle preferencia a la industria privada cuando nosotros teníamos el mercado casi garantizado”, dijo el ministro Huanca en el acto de posesión.

La autoridad pidió a la nueva autoridad trabajar por la reactivación económica y productiva de esa empresa pública, “que es bandera para los paceños”, con el objetivo de recuperar “pronto” la producción de azúcar, alcohol y derivados. Recordó que en la última zafra, esa empresa azucarera reportó una producción  de 320.000 quintales de azúcar y un millón de litros de alcohol.

“Esperamos que con su participación, con más fuerza y de manera coordinada, con las organizaciones, los movimientos sociales, los actores productivos de la región y el departamento de La Paz, podamos cumplir nuestro sueño. Recomiendo cumplir las tareas encomendadas por nuestro presidente Luis Arce, nuestro hermano vicepresidente David Choquehuanca para la reactivación del aparato productivo de manera transparente”, exhortó.

A su turno, Lizondo dijo que es un honor volver a dirigir esa industria azucarera, que es importante para “el desarrollo del país y principalmente del norte de La Paz”.

“Tengo un muy especial cariño por esta empresa, es parte de mi vida, mi esfuerzo, mis conocimientos, mis sueños los he dedicado a este proyecto. Así que vuelvo con todo el ánimo, con toda la misión, la decisión de que este proyecto está aportando con el desarrollo del país, y que vamos hacer el máximo esfuerzo para ponerle en marcha”, remarcó.

El gerente de EASBA anunció que realizará una evaluación de la situación actual de la empresa y sobre todo del trabajo y la producción que realizó esa industria durante el gobierno de transición.


Tuesday, November 24, 2020

Impiden ingreso a oficinas del Sedem y empleados denuncian intervención

 Empleados del Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem) denunciaron la intervención de la empresa estatal, ya que la mañana de este martes no se les permitió ingresar a sus oficinas cuando se presentaron a trabajar.

“Hoy no han dejado entrar a nadie, algunas personas salieron (del edificio) y dijeron: ‘Váyanse a sus casas, hoy no van a entrar’”, contó a Página Siete Digital uno de los varios funcionarios de la institución al que se le negó el ingreso al edificio ubicado en Sopocachi.

Ante la consulta de este medio, desde la Unidad de Transparencia del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural se informó que "se realizó una verificación del estado situacional de la empresa Sedem y cómo están realizando la transición de las direcciones ejecutivas para reencaminar el manejo de la empresa adecuadamente".

Esa cartera de Estado publicó más tarde, a las 11:40, un comunicado en el que negó que haya despidos y sostuvo que sólo se realiza una "verificación de la situación actual" de la empresa.

Desde las 7:30 de este martes, decenas de dependientes de la institución se apostaron en inmediaciones del edificio ubicado sobre la avenida Jaimes Freyre, a la espera de alguna instrucción, mientras que otros decidieron marcharse ante el anuncio de intervención.

A las 10 de la mañana, cuando se evidenció que decenas de funcionarios esperaban frente a las instalaciones, desde el interior de las oficinas mandaron a avisarles que tres personas por área podían ingresar al edificio junto a un notario.

"Hemos pedido explicaciones de que a raíz de qué se había intervenido. Como la gente no se iba, volvieron a salir y dijeron que podían entrar tres personas por área y con notario, como si nos hubiéramos robado las cosas, entraron y están con las puertas cerradas”, contó otro de los dependientes.

Al menos 40 trabajadores se encuentran en puertas de la institución, mientras que unos 20 funcionarios ingresaron para continuar con la atención de subsidios, que se realiza con normalidad.

Los trabajadores del Sedem comentaron que estas acciones, ejecutadas sin notificación, comenzaron el lunes, cuando les pidieron un respaldo informático de sus computadoras. Además, al salir ayer después de cumplir la jornada laboral, les revisaron las mochilas y carteras.

La medida de dejar fuera de las instalaciones a los empleados sólo alcanza a los que tienen cargos administrativos y de oficina, ya que la entrega del subsidio continúa sin problemas en esas instalaciones.