Saturday, July 9, 2016

Enatex: El Gobierno fue quien propuso compra


EMPRESARIOS

Los empresarios piden la aplicación obligatoria de las preferencias nacionales, suspensión del acoso tributario, lucha frontal contra el contrabando y la apertura de mercados, entre otros puntos.

El empresario Marcos Iberkleid, antiguo propietario de Enatex y otras fábricas textiles, dijo que en 2012 informó al Gobierno que había decidido cerrar las plantas ante la ausencia de mercados y que fueron las autoridades quienes le propusieron salvar la industria.

En una extensa declaración a ANF desde EEUU, donde reside, Iberkleid expresó que su empresa no estaba quebrada, pero que requería inyección de capital y nuevos mercados para reflotarla.

Fue entonces – según la versión del empresario – que las autoridades analizaron varias opciones, resolviendo finalmente pagar un alquiler por las plantas, que debía ser abonado a la Junta de Acreedores.

“En las ultimas semanas de febrero de 2012 informamos que el 5 de marzo cerraríamos las plantas. Ellos (el Gobierno) propusieron salvar la industria y entonces propuse tres posibles vías de solución”, dijo Iberkleid.

“La primera era la apertura de mercado y una inyección de flujo de 5 a 7 millones de dólares, la segunda, lograr una sociedad y abrir mercados en Venezuela y la tercera, que el Estado compre”, explicó el empresario.

La Central Obrera Boliviana (COB) encabezó en pasados días una serie de protestas para exigir al Gobierno de Evo Morales la anulación del decreto que dispuso el cierre de Enatex y el despido de sus 850 trabajadores, aunque esas medidas tuvieron un escaso seguimiento.

Desde el cierre de esa empresa, en mayo pasado, hubo varios intentos de desarrollar un diálogo para solucionar el conflicto, pero no se concretaron, ya que la COB exigía la reapertura de la fábrica y la restitución de los puestos de trabajo eliminados, mientras que el Ejecutivo descartó reactivar la compañía argumentando que no es rentable.

A raíz de esas movilizaciones, el sector privado nacional denunció pérdidas por un promedio de 79.4 millones de bolivianos diarios, según informó la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba.

Esta medida afectó el 13 por ciento del aparato productivo del país, de acuerdo con su evaluación.

“El sector privado mostró preocupación por las pérdidas ocasionadas por el paro de la COB. (…). Se estima que, a nivel nacional, se ocasionó una pérdida de alrededor de 79,4 millones de bolivianos por día al aparato productivo del país, casi el 13 por ciento del total de producción nacional por día, correspondiente a 650 millones de bolivianos”, señaló el presidente de la institución Federico Díez de Medina, en una conferencia de prensa.

Por otra parte, los empresarios también señalaron que no presentarán ningún recurso contra el DS 2822 que prohíbe en uno de sus tres artículos usar como justificación la baja productividad y rentabilidad para el cierre de empresas en el sector privado.

Esta norma, junto al DS 2823, fue aprobada por el Ejecutivo como parte de los acuerdos del Gobierno con la COB para terminar con el conflicto por Enatex.

Sin embargo el ente matriz de los trabajadores todavía espera una solución a los 180 trabajadores que quedaron sin empleo y no cobraron su finiquito, último punto que queda por debatir para dar fin al conflicto.

Por otra parte, los empresarios explicaron que hay “avances importantes” en las seis mesas de trabajo que se instalaron entre el Gobierno y los empresarios del país.

No comments:

Post a Comment