Wednesday, June 29, 2016

Ecobol aún mueve 56 T mes sólo en paquetería



El presidente Evo Morales desahució a la Empresa de Correos de Bolivia. A diferencia de sus similares en otros países, Ecobol no se actualizó con la tecnología y, para agravar, tiene una deuda tributaria de más de 300 millones de bolivianos. Los dirigentes y trabajadores, sin embargo, defienden la utilidad de la empresa, piden salvarla y tecnificarla. A nivel de Cochabamba, aseguran que existe aún un flujo promedio de correspondencia de 400 envíos diarios. A nivel nacional, sólo en la unidad de Paquetería, reportan 56 toneladas promedio al mes.

En conferencia de prensa, hace dos semanas, al ratificar el cierre de Enatex, el Presidente del Estado deslizó también la intención de cerrar Ecobol, debido a su escasa rentabilidad, pues la innovación tecnológica habría superado el envío tradicional de correos. “Los correos de Bolivia ya no sirven (…). Vamos a cerrar lamentablemente”, sentenció.

Los dirigentes nacionales defendieron la vigencia útil de Ecobol con un ejemplo: “Los regalos no se envían por WhatsApp”. En esa línea, el representante de los trabajadores de Ecobol (nacional), Rubén Bascopé, señaló que sólo en paquetería existe un movimiento internacional de 56 toneladas mensuales.

Además, otro inconveniente de un pretendido cierre, según Bascopé, es que Ecobol es regulada a nivel internacional por la Unión Postal Universal (UPU), cuando en el país hay más de 130 empresas de currier sin control de la Autoridad de Transportes y Telecomunicaciones (ATT).

Si el Gobierno pretende cerrar Ecobol, se saldrá de la UPU y tendrá que atravesar por todo un proceso de certificación, advirtió.

Cochabamba

En un recorrido que realizó este medio por los ambientes de Correos Cochabamba, se constató que aún hay gente que usa este servicio para enviar cartas. Según el jefe de operaciones de Correos regional Cochabamba, David Camacho, el promedio de correspondencia diaria del exterior es de 400 envíos. Esa cifra se mantuvo con relación a 2015.

Sólo por servicio de envíos por courier, salen a diario cerca de 300 paquetes promedio, según la jefa de la Unidad de envíos courier EMS (Express Mail Service), Lucy Veliz.

En tanto, el jefe de Encomiendas Internacionales de Cochabamba, Iván Gutiérrez, informa que su unidad recibe cerca de 109 encomiendas. Calculó que, a nivel nacional, el promedio diario de encomiendas internacionales bordea 9 toneladas.

Según Camacho, entre enero y mayo se triplicó el promedio diario de correspondencia de llegada. "Hemos tenido una época altísima en paquetería, los carteros han sufrido porque no les alcanzaba el tiempo para la distribución. Han llegado toneladas de correspondencia", afirmó. Explicó que los últimos meses del año, el promedio diario de paquetes de llega asciende a 600.

Actualmente, Correos cuenta con 150 casillas postales alquiladas y 500 disponibles, además de servicio de envío inmediato de giros de dinero.

La ejecutiva de los trabajadores, Rosmery Lino, rechaza el cierre y sostiene que hubo mala administración en Ecobol. A ello se suma una deuda tributaria de 300 millones de bolivianos desde hace 25 años. Actualmente, se debe tres meses de salario a los trabajadores. "No me voy a almorzar por satisfacer al usuario", sostiene una trabajadora.

Este medio constató que la empresa funciona en condiciones precarias. No cuentan con vehículos suficientes para la distribución de paquetes, de los dos autos que tiene Correos, uno está averiado. El garaje de las motocicletas está con charcos de aceite porque las motos de los carteros están en mal estado.

La seguridad industrial del edificio también es crítica. Existen tramos de gradas sin barandas y fierros descubiertos que se constituyen en un peligro para quienes transitan por los ambientes del edificio.



LOS PAÍSES VECINOS ASUMEN INNOVACIONES PARA COMPETIR EN EL MERCADO

El sistema de correos queda al margen del salto de la tecnología

La Empres de Correos de Bolivia (Ecobol) quedó rezagada en avance tecnológico con relación a países vecinos, donde los sistemas de correos diversificaron sus fuentes de ingreso a la par de la inclusión de la tecnología.

Según la ejecutiva de los trabajadores de Ecobol regional Cochabamba, Rosmery Lino, la empresa estatal no pudo crecer a la par de la tecnología por falta de recursos económicos.

La empresa continúa utilizando el sistema tradicional de los envíos y dejó de lado el sistema del comercio electrónico adoptado en otros países.

Un ejemplo de ello es el caso de la empresa de Correos de Costa Rica. Según la BBC, en 2009 la empresa estatal de este país no tenía ni para pagar aguinaldos. El dinero que le debían otras entidades del Estado la asfixiaba. Por aquella fecha, el 78 por ciento de sus ingresos provenía del correo tradicional y sólo un 22 por ciento de servicios novedosos: paquetería o courier y servicios electrónicos. Ahora, la historia es diametralmente distinta: en 2015 la entidad registró ganancias.

El sistema de correos de ese país recientemente implementó un plan piloto en el área metropolitana para que todos los mensajeros lleven dispositivos “handheld” o terminales móviles para registrar recibo de mensajería y paquetes en forma inmediata. También incursionó en el comercio electrónico.

De la misma forma, la empresa de correos de Chile, según el diario La Tercera de ese país, desde mediados de la década implementa una serie de cambios para modernizar su estructura de negocios. En ese país, se realizó un cambio de matriz para orientarla al servicio de paquetería. También se implementaron cabinas en lugares públicos para que se puedan recibir pedidos y realizar compras a través de una clave personal.

El Correo Argentino, por su parte, se "reinventó" mediante alianzas con el e-commerce, ofreciendo nuevos servicios y readaptando los clásicos, como el servicio de paquetes (actualmente sólo 6 por ciento de sus envíos son cartas).

Lino asegura que el Gobierno, a diferencia de otros países, no fomenta a Ecobol ni siquiera usando el servicio para el sistema estatal, y prefiere acudir a las empresas privadas para realizar envíos a otras ciudades del país.

"Lo que él (por el Gobierno) debería hacer es levantar al correo boliviano, ayudar al correo boliviano; no agarrar y apoyar al courier, que son correos privados", afirma.

Sostiene que el Gobierno debería fomentar al correo boliviano a través de la devolución del monopolio de la administración del correo postal.

A nivel nacional, existen alrededor de 450 trabajadores de Ecobol en los nueve departamentos. La mayor parte de los trabajadores está en La Paz.



OPINIONES

REGALOS: Daniela Castro, usuaria

Sí, me vi en la necesidad (de utilizar Correos). Es para enviar un currículo porque ahí te solicitan que envíes directamente a una casilla de correo. A mí me parece necesario. Por ejemplo, esa señora está enviando ropitas a sus nietos y les está enviando directamente por correo. Tal vez sea más barato que enviarlo por flota o como encomienda. Deberían fortalecerlo. Por el internet, sólo puedes enviar información, pero no se pueden mandar paquetes , prendas o cosas así.

GIROS: Rosmery Arce, Usuaria

No puede ser que se cierre porque es necesario para la ciudadanía, porque siempre necesitamos mandar un giro, mandar encomiendas a diferentes departamentos. Es un servicio necesario para todos nosotros. Yo utilizo de manera seguida porque mi hijo estudia en La Paz y tengo que mandarle (dinero) casi a diario. En otros lados, nos cobran muy caro y no podemos. Hay lugares como dicen, mandan giros, pero son muy caros y nos cobran mucho.

CASILLA POSTAL: Carmen Vallejo, Usuaria

Lo utilizo frecuentemente, casi cada mes y siempre que vengo veo mucha gente que utiliza este servicio. Por ejemplo, de La Paz a Cochabamba se utiliza mucho este servicio. Sería una pena que se cierre el correo.
En las flotas son irresponsables. Cobran demasiado. El correo es algo histórico, siempre ha existido y quiero que siga existiendo. Siempre hay mecanismos para resolver, pero acá no simplemente es el cierre. Hay gente que se va a quedar sin trabajo.

No comments:

Post a Comment