Friday, June 24, 2016

“22 millones de bolivianos de Ecobol se han esfumado”

Ante el anuncio del posible cierre de la Empresa de Correos de Bolivia (Ecobol), hecho por el presidente Evo Morales, el secretario de Conflictos del sindicato de trabajadores de la estatal, Rubén Bascopé, habló con OPINIÓN sobre las razones económicas y políticas que motivaron la crisis. Aseguró que la empresa continuará prestando sus servicios. Su futuro, adelantó, será definido en mesas técnicas de diálogo con el Gobierno.

PREGUNTA: ¿Cuál es la situación de Ecobol?

R.: Económicamente, Ecobol está en una situación muy difícil. Desde su fundación en 1990, las administraciones no han hecho una verdadera gestión y han ido menoscabando Ecobol cada vez más. En las dos gestiones gubernamentales del MNR, hubo una saqueo total de los recursos y otras situaciones incluso con la participación directa de los dirigentes (sindicales)… Nos dejan una institución con cráteres económicos que difícilmente se van a poder ahora resolver.

P.: ¿Está en quiebra?

R.: No debería estar en quiebra porque es una institución del Estado y las inversiones parten del Estado. Sin embargo, Ecobol, como empresa descentralizada administrativa y financieramente, ha entrado en un colapso económico, pero no así en un colapso operativo. Se sigue presentando el servicio postal universal, el de competencia y el de carga (encomiendas). Operativamente seguimos, tal vez económicamente no estamos en equilibrio y eso es lo que demandamos de las autoridades… Entre el 2012, 2013 y parte de 2014, durante la administración del gerente Luis Alberto Paz Soldán, se administraron recursos propios en cuentas particulares, entre ellos el desembolso de cerca de 22 millones (bolivianos) del Ministerio de Economía (por la venta de los inmuebles de la empresa)… Hasta hoy, las autoridades de Gobierno no han hecho ninguna acción, ni siquiera administrativa, contra Paz Soldán… Se han esfumado 22 millones en esa gestión bajo la dirección y benevolencia de la federación (sindical)… Los trabajadores demandamos que las autoridades inicien procesos y recuperen los recursos.

P.: ¿Por qué se vendieron los inmuebles de Ecobol?

R.: En la gestión de Paz Soldán y de la anterior federación sindical, se han enajenado los bienes de Ecobol de los nueve departamentos, se han vendido al Ministerio de Economía… Esos recursos (por la venta), los 22 millones, se han evaporado… Con el producto de la venta, se han pagado ciertos conceptos de acuerdo con el Decreto 2140. Y el saldo del adelanto, eran 22 millones, que tenían que cubrir jubilaciones y Caja (de Salud). Hay personas que están en etapa de jubilación, pero para eso debemos garantizar el pago a las AFP. Por no contar con estos recursos, las compañeras siguen trabajando, son un 15 por ciento (del personal) a nivel nacional.

P.: ¿A cuánto ascienden esas deudas?

R.: La deuda más fuerte es la impositiva —producto de una revalorización, de multas y actualización de UFV— de cerca de 300 millones (de bolivianos), que es un peso muy fuerte para los trabajadores y para actual situación de Ecobol.

P.: ¿Cuántos trabajadores dependen de Ecobol?

R.: Somos 564 trabajadores a nivel nacional, de los cuales 400 están con ítems y el saldo son quienes hacen las veces de carteros provinciales o cantonales, es un personal que trabaja a contrato. En Cochabamba debemos ser 45 o 46 trabajadores.

P.: ¿Qué alternativas plantean como trabajadores?

R.: Necesitamos una reingeniería absoluta en el tema económico-financiero, una reestructuración administrativa para que los mecanismos de control no sean vulnerados, para que controlemos el 100 por ciento de los recursos a nivel local, regional y nacional. Estos mecanismos, gracias a las comunicaciones satelitales, deben ser uniformes. Por el otro lado, requerimos una reinyección logística: vagonetas, furgonetas, motocicletas. Queremos que haya un diagnóstico serio, elemental y actuariado de qué va a suceder con Ecobol. Es difícil que el correo como tal, como operador postal, se cierre. Estamos de acuerdo que haya una reorganización, una reingeniería. Estamos de acuerdo que exista un diagnóstico serio a la cabeza de las autoridades de Gobierno, pero con los trabajadores que son técnicos postales.

P.: ¿El cierre es una alternativa?

R.: Operativamente, hablando en términos postales, de comunicación, de derechos humanos, es difícil que se cierre un operador de servicio postal en el mundo. Los correos en el mundo son más bien los que regulan el mercado postal en cada país.

Si cierra Ecobol, necesariamente tiene que abrir otro sistema de tráfico postal y tendrá que invertir. Con cualquier situación, reactivar Ecobol o cambiar la razón social, tiene que haber inversión. Y si quiere cerrar Ecobol, tendría que ver que el Tesoro se afectaría con unos 150 millones de bolivianos para pagar beneficios sociales.

Diálogo

El Gobierno y los trabajadores de Ecobol iniciaron ayer el diálogo, en busca de soluciones para la situación financiera de la empresa de correos.

No comments:

Post a Comment