Saturday, March 28, 2015

El Gobierno justifica despidos en Enatex por excesivo personal

La ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, justificó ayer el despido de 30 trabajadores de la Empresa Pública Nacional Textil (Enatex) y de otros 225 que se acogieron al retiro voluntario, debido al elevado número de obreros que superan la capacidad productiva de la factoría.
"Hemos informado a los sindicatos que en algunas plantas vamos a tener que hacer algún recorte de personal (...). Tenemos una planta con una cantidad de trabajadores que rebasa la necesidad actual de producción y eso determina mayores costos de producción”, afirmó Ramos.
También, dijo que se vio en la necesidad de "tomar decisiones heroicas” con la finalidad de mantener a flote a la textilera, que desde la pasada gestión atraviesa una crisis que derivó en movilizaciones por los sueldos atrasados de cuatro meses (noviembre y diciembre de 2014 y enero y febrero de 2015).
Ramos aclaró que tres salarios pendientes se cancelaron el 25 de marzo.
La ministra no descartó que haya más recortes de personal, ya que las cuatro plantas aún son evaluadas en cuanto al volumen de producción y el número de empleados que se precisa.
Con respecto a la cantidad ideal de obreros con que debería contar Enatex, la autoridad dijo que se evaluarán tres aspectos: la demanda potencial, la capacidad productiva de las cuatro plantas y los mercados internos y externos.
La empresa pública contaba con aproximadamente 1.700 trabajadores, pero con los despidos y retiros voluntarios ahora no son más de 1.500.
El miércoles 18 de marzo, la ministra Ramos visitó las cuatro plantas para explicar el contenido del plan de reestructuración. Propuso a los trabajadores que se retiren voluntariamente a fin de levantar la factoría, informó el secretario Ejecutivo de la planta de Hilandería de Enatex, Gerónimo Cori.
Desde la anterior semana, los retiros fueron paulatinos. Sólo en la planta central de Villa Fátima se fueron por su cuenta 200 trabajadores, otros 25 de la planta de telas y 30 fueron despedidos.
"Muchos actuaron por desesperación, porque ya eran cuatro meses que no nos pagaban. La mayoría no trabajó mucho tiempo en la empresa, sólo entre dos años y algunos meses. Otros, de 20 a 30 años”, afirmó Cori.
María Elena Vargas es una de las trabajadoras que fue cesada de la planta de telas de Enatex el 24 de marzo. En medio de lágrimas, dijo que trabajó en la textilera 14 años y que con el dinero que ganaba mantenía a sus hijos y nietos.
Confirmó que algunos empleados se acogieron voluntariamente al retiro, pese a que les faltaban entre uno y tres años para jubilarse, mientras que otros fueron forzados a dejar la empresa sin previa notificación. Ella acudió al sindicato en busca de apoyo.
Cori señaló que se harán las gestiones a favor de aquellas personas que fueron despedidas sin justificación.
"La ministra se comprometió a pagar los beneficios sociales a todos los trabajadores que se han retirado”, remarcó Cori.
Ramos sostuvo ayer que se actuará en cumplimiento a las normativas laborales.

No comments:

Post a Comment