Monday, May 30, 2016

Exobreros de Enatex tienen deudas y sufren enfermedades

Los trabajadores de la reciente cerrada Empresa Nacional Textil (Enatex) claman por ayuda al Gobierno, porque tras el despido de 950 de obreros, se quedaron sin una fuente de ingresos que les ayude a costear deudas y tratamientos por enfermedades.

El pasado 14 de mayo, el Gobierno decretó el cierre de Enatex bajo el argumento que el costo de operación era demasiado alto.

Son varias personas que expresaron entre lágrimas su preocupación por el futuro económico incierto que los depara y denunciaron que el Gobierno los obligó a cobrar sus finiquitos poniendo un plazo fatal el sábado pasado con la advertencia de que más adelante sería “prácticamente imposible” que se les cancele ese monto de dinero adeudado. Pidieron reserva en su identidad.

Eugenio: “Yo he estado casi 12 años, me duele, duele a todos. Yo soy discapacitado, no han respetado ni eso siquiera. Tengo hemodiálisis y en la Caja (Nacional de Salud) ya no me quieren atender. La hemodiálisis cuesta caro, necesito dinero. Tengo dos hijas pequeñas, no sé qué hacer. Nos están obligando a cobrar el finiquito y como necesitamos dinero, estoy cobrando. Mis hijas tienen que comer. Mi esposa y yo estábamos trabajando ahí, ahora los dos estamos sin trabajo, nos han botado como ratas”.

Justina: “Duele realmente que nos hayan botado, es difícil encontrar trabajo, debo al banco, tengo que llevar al mes 2.500 bolivianos y ahora estoy en la calle ¿de dónde voy a sacar? ¿Qué voy a hacer? He trabajado 15 años, tantos años y me ponen en la calle. No sé dónde ir. Estoy cobrando mi finiquito porque me han dicho que después ya no se va a poder, hoy vence el plazo y necesito ese dinero”.

Miguel Ángel: “Ya no estoy asistiendo a la marcha por la presión que estamos recibiendo por parte del Gobierno, ya nos han sacado ilegalmente de la fábrica. Hemos salido a las calles, pero ha sido en vano, el Gobierno nos ha ignorado, ni el Presidente nos ha hecho caso. Nos están empujando a cobrar el finiquito, queremos que nos ayuden, en la casa los niños piden comida, ropa. Las mismas deudas en el banco nos aquejan, en realidad queremos que el Gobierno nos ayude”.

Sara: “Duele mucho, más que todo por mi esposo. Los dos estábamos trabajando y él está enfermo, él está necesitado de un tratamiento de hemodiálisis. Hemos pedido al Gobierno que nos ayude porque los dos estamos desempleados y él sí o sí necesita hemodiálisis, tenemos dos hijitas gemelas de seis años. Pedimos al Gobierno que por favor nos ayude, necesito trabajo”.

Silvia: “Hay mujeres que somos papá y mamá de nuestros hijos, lamentablemente sí tenemos que cobrar. Una gran mayoría ha decidió cobrar la deuda del banco, el banco no espera, los niños no esperan. Hemos luchado por tener un trabajo, pero no creo que podamos ganar, el Gobierno ya ha dicho que no se va a volver a abrir. Duele la verdad, hemos trabajado todo el tiempo, estos últimos días, hemos estado en la empresa, pero hemos tratado de sobrellevar, necesitamos pedir deudas, colegio, estudios, tenemos muchas deudas”.

Virginia: “Duele mucho, nosotros tenemos hijos, estar sin trabajo realmente duele. No sé si el Presidente no tiene familia y por eso nos ha tratado así, no se sensibiliza. Hemos sido obligados a cobrar nuestro finiquito, nos han dicho que el plazo vence hasta hoy, por eso es que por miedo a perder eso, hemos decidido cobrar. Y ese dinero nos alcanzará para dos meses, estamos sin trabajo y después, ¿qué vamos a hacer? Que nos ayude el Gobierno, el Presidente por favor”. (Erbol)

No comments:

Post a Comment