Sunday, July 4, 2021

Gobierno reactiva cementera Ecebol en Oruro; la planta prevé producir 545.000 toneladas e ingresos de Bs 421 millones en ventas hasta fin de año

 El Gobierno nacional reactivó este martes las operaciones de la planta de la Empresa Pública Productiva Cementos de Bolivia (Ecebol) en Oruro, con el objetivo de alcanzar la producción de 545.730 toneladas y generar ingresos por Bs. 421 millones en ventas hasta diciembre de este año; además del trabajo progresivo para incrementar la producción nacional y sustituir la importación de asfalto, ofreciendo al mercado, a la industria de la construcción, proyectos de infraestructura vial, productiva y social, cemento de calidad a precio justo.

El acto de reinicio de operaciones se realizó en instalaciones de la planta ubicada en la comunidad Jeruyo, perteneciente a la Central Cañohuma, distante a 32 kilómetros del municipio de Caracollo, Oruro, y contó con la participación del presidente Luis Arce; del ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca; de la gerente general del Sedem, Fátima Pacheco; del gerente técnico de Ecebol, José Luis Jiménez; y autoridades de diferentes carteras de Estado, regionales y dirigentes de diferentes organizaciones sociales.

“Vamos a reiniciar las operaciones de nuestra Ecebol aquí en Oruro, en el municipio de Caracollo. Este reinicio de la planta de cemento no solo ratifica nuestro deseo de reactivación de la economía orureña, sino de la economía nacional. La calidad de cemento que vamos a producir y que estamos produciendo en Ecebol es de altísima calidad. No solamente vamos a construir el desarrollo de Oruro sino vamos a construir todo el país con el cemento orureño”, dijo el jefe de Estado en un acto público.

El Primer Mandatario informó que el Gobierno nacional inyectó más de Bs 50 millones para reactivar Ecebol, principalmente para capital de operaciones, compra de material y bolsas de cemento y pago de planillas adeudadas, en el marco de la política de Plan de Reactivación Económica; tomando en cuenta , que la planta fue paralizada por el gobierno golpista durante la gestión 2020, ocasionando la disminución de la producción, despido de personal técnico especializado y malgasto de los recursos económicos, situación que afectó al buen desarrollo de esa industria cementera.


“Lamentábamos la situación en la que encontramos nuestras empresas públicas, básicamente estaban paralizadas, no se producía ni un gramo de cemento, seguía irresponsablemente erogando recursos, se estaban comiendo el capital de nuestra empresa de cemento boliviano. Pero, inmediatamente instruimos a nuestro ministro un plan de salvataje de nuestras empresas públicas y entre ellas está nuestra Ecebol, que hoy reiniciamos operaciones para beneficiar al pueblo boliviano”, afirmó.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca, informó que con la reactivación de operaciones de Ecebol se van a generar 229 fuentes de empleo directos y más de 1.500 indirectos, para aportar al movimiento económico de la región y del país, tomando en cuenta los rubros de la cadena productiva del cemento como servicios, alimentación, hotelería y transporte, entre otros emprendimientos que benefician a la población.

“Hasta diciembre tenemos planificado generar ingresos por más de 421 millones de bolivianos y producir más de 545.000 toneladas de cemento. Calculamos tranquilamente llegar al 80% de su capacidad”, precisó la autoridad.

Destacó que Ecebol, implementada por el Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem), entidad dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, tiene reservas certificadas de yacimientos de piedra caliza de 166 millones de toneladas para una explotación de más de 100 años.

Recordó que Ecebol fue inaugurada en agosto de 2019 por el ex mandatario Evo Morales, con una capacidad de producción de 3.000 toneladas por día y de 1,3 millones de toneladas por año. Sin embargo, dijo que la planta fue paralizada por el gobierno golpista durante la gestión 2020.

“Hasta fines del año 2019, ya habíamos generado ingresos económicos que llegaban a Bs 134 millones. Sin embargo, producto de la mala administración, mal manejo técnico del gobierno golpista paralizó la producción y generaron pérdidas por Bs 9,9 millones, adicionalmente malgastaron recursos que estaban destinados a la compra de materia prima, bolsas, ladrillo refractario y no vendieron producto en el mercado nacional”, lamentó.

No obstante, afirmó que con la reactivación de esa empresa, se prevé mayor producción de cemento IP-30 e IP-40, para abastecer la demanda interna principalmente en las áreas urbanas y rurales de las ciudades de El Alto, La Paz, Oruro y Cochabamba.

Añadió que también se proyecta ampliar su cobertura y llegar a nuevos mercados en el sur y oriente del país, para posicionar el cemento de Ecebol como un producto referente en la regulación de precios, en el rubro de la construcción, en beneficio directo de la población.

Datos

• Mediante Decreto Supremo 29667 del 9 de agosto de 2008, fue creada la Empresa Estatal Nacional Estratégica Cementos de Bolivia (Ecebol), dependiente del Servicio de Desarrollo de Empresas Públicas Productivas (Sedem), con el objeto de implementar plantas de producción de cemento en el territorio nacional.

• En agosto de 2019, Ecebol Oruro inició la producción de cemento, con el objetivo de producir 3.000 toneladas de Clinker por día; 1,3 millones de toneladas de cemento por año y 72.000 bolsas de cemento por día.

• En junio de 2021, para la reactivación de la planta Ecebol Oruro, el Gobierno del pueblo realizó una inversión de más de 50 millones de bolivianos y se tiene proyectado en ventas, entre junio a diciembre de esta gestión, la producción de un volumen de más de 545.000 toneladas por un valor de 421 millones de bolivianos.

• Ecebol tiene garantizada materia prima de la cantera de caliza en el orden de 166 millones de toneladas, suficientes para 100 años de producción.

• La reactivación de la cementera estatal implica movimiento económico para la región norte del departamento de Oruro, la generación de más de 200 empleos directos y 1.500 empleos indirectos.

• La planta tiene proyectado llegar a una producción de al menos 80% de su capacidad instalada, con esa proyección prevé llegar a corto plazo a todo el mercado nacional y a mediano plazo expandirse al mercado internacional.


No comments:

Post a Comment