Sunday, January 7, 2018

Estatal Quipus acumula desde su creación varios números rojos

Desde 2013 el patrimonio de la Empresa Pública Quipus presenta varios números rojos: su patrimonio se deterioró, acumuló un millonario déficit operacional y registró perdidas, según se desprende de datos reportados por la compañía al Ministerio de Economía y al SIGMA.

Durante los años 2015 y 2016, por ejemplo, la estatal dedicada al ensamblaje de computadoras y teléfonos celulares registró un patrimonio negativo de 18 millones de bolivianos y de 13 millones de bolivianos respectivamente, de acuerdo con datos publicados en el libro Las Empresas Públicas en el Nuevo Modelo Económico Bolivianos elaborado por el Ministerio de Economía. Sólo en 2014 su patrimonio fue positivo con 5 millones de bolivianos.

Los datos revelan que en 2015 los pasivos o deudas de la Empresa Pública Quipus sumaron 732 millones de bolivianos y superaron a sus activos que alcanzaron un valor de 714 millones de bolivianos (ver gráfica).

Al año siguiente los pasivos fueron de 492 millones de bolivianos y los activos de 479 millones de bolivianos (ver gráfica).

Un análisis de las cifras reportadas por la estatal al SIGMA del Ministerio de Economía y que forma parte de un estudio que es elaborado por la Fundación Pasos Kanki y preparado por el economista Julio Linares muestra que en cuatro años de gestión los ingresos de operación de Quipus fueron de 659,8 millones de bolivianos, por debajo de los gastos de operación que alcanzaron 823,1 millones de bolivianos.

Esto significa que la firma presentó un déficit de más de 163 millones de bolivianos.

Linares señaló que estos ingresos representan el 64,3% de los recursos de la estatal, mientras que los gastos de operación ocupan el 81% de los gastos totales en cuatro años, sólo un 8,3% corresponde a inversión. La principal erogación de la compañía se dirige a la compra de insumos necesarios para el ensamblaje de sus productos finales.

Aunque en 2016 la empresa obtuvo una utilidad de 4,6 millones de bolivianos, en los cuatro años se acumuló una pérdida de 18,4 millones de bolivianos.

En el texto publicado por el Ministerio de Economía, se señala que Quipus en 2015 reportó un Ebitda negativo de 191 millones de bolivianos y en 2016 un valor positivo de 71,3 millones de bolivianos. Esto es el beneficio o perdida que se obtiene antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones.

“La situación que empeora más a la empresa es que los estados financieros de 2015 y 2016 reflejan un patrimonio negativo; es decir que la empresa debe más de lo que posee, su activo total es inferior a su pasivo exigible. Estos resultados estarían implicando que la empresa se encuentra en quiebra técnica”, observó Linares.

Hasta 2016 tenía como inventario productos terminados por un valor de 104,1 millones de bolivianos (15 millones de dólares) y materiales en depósito por 187,3 millones de bolivianos.

Según Linares los inventarios de almacén cada fin de año sobrepasaron siempre la comercialización de productos, lo que supone una sobreproducción.

Por ejemplo, la venta de productos llega a un valor de 60 millones de boliviano (8,6 millones de dólares). “Es decir, que si no se hubiera producido nada este año, todavía existiría mercadería guardada desde 2016 por 4 millones de dólares”, apuntó.

El asesor de la gobernación de Santa Cruz, José Luis Parada, observó que los datos de la estatal reflejan una utilidad de 4,6 millones de bolivianos en 2016, pero aún así el patrimonio sea negativo. “Si el flujo de caja es negativo, si tus ingresos son menores a tus gastos, afecta al patrimonio. El stock de productos sin vender que tenía la empresa genera un costo financiero, sino se vende, no podrán cubrir las deudas y el patrimonio nunca se va recuperar”, advirtió.



Creación, recursos y fuentes de empleo que genera la estatal

Propósito.- Según el Gobierno, Quipus nació con el objetivo de producir, ensamblar y comercializar equipos tecnológicos de última generación, posicionando a la empresa en el mercado de equipos tecnológicos, incrementando de esta manera el acceso de la población a tecnologías, información y comunicación.

Crédito.- La empresa fue creada por Decreto Supremo 1759 y recibió un crédito de 60,7 millones de dólares del Banco Central de Bolivia con recursos del Fondo para la Revolución Industrial Productiva (FINPRO). Para la constitución de este Fondo, la entidad transfirió 600 millones de dólares de las Reservas Internacionales Netas (RIN) y
concedió un crédito por otros 600 millones de dólares.
Trabajo.- La empresa estatal generó 153 empleos, según el Ministerio de Economía.

Decisión.- Quipus suspenderá la producción de teléfonos celulares a partir de este 2018 y potenciará su línea de computadoras estacionarias y portátiles, informó el ministro de Desarrollo Productivo, Eugenio Rojas. La decisión fue asumida ante la competencia desleal de los aparatos móviles, en especial los de fabricación china.

Sin éxito.- Según el Ministerio de Economía, no se logró la consolidación de la Empresa Naviera Boliviana (Enabol), de la Empresa de Correos de Bolivia (Ecobol), esta última acumula una elevada deuda por altos costos laborales. También se tuvo que cerrar Enatex por falta de mercados y la Empresa de Construcciones del Ejército.



Thursday, January 4, 2018

La privatización le costó $us 24.000 MM a Bolivia



La capitalización y privatización de empresas públicas, entre 1985 y 2005, por los gobiernos neoliberales le costó al país alrededor de $us 24.000 millones, de acuerdo con el tipo de cambio actual, informó el senador del MAS-IPSP Rubén Medinaceli.

En declaraciones a Cambio, el legislador miembro de la Comisión Especial Mixta de Investigación de ese proceso afirmó que ese monto se deriva de los ajustes realizados a la cotización del dólar.

En principio, mencionó que la cifra era de $us 10.000 millones por la enajenación de 212 empresas públicas.

“Ése es aproximadamente el valor, casi de un Producto Interno Bruto (PIB) anual comparado con lo que ocurre actualmente”, afirmó.

De acuerdo con el informe del presidente nato de la Asamblea Legislativa Plurinacional, Álvaro García Linera, la comisión legisladora hará público el informe en febrero.

En la oportunidad se presentará el pliego acusatorio contra quienes fueron responsables por la enajenación de las empresas públicas.
Medinaceli indicó que el informe conclusivo tendrá al menos tres mil páginas y estará dividido en varios capítulos.

El senador del Movimiento Al Socialismo Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos dijo que en el escrito se hace referencia a la capitalización y privatización, al desmantelamiento de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y los grupos de poder.

INVESTIGACIÓN

“Hemos investigado 212 empresas, de las que 156 han sido privatizadas y el resto entregadas en arrendamiento o a riesgo compartido”, afirmó.

En el caso de las estratégicas (YPFB, Comibol y Entel, entre las más importantes) todas fueron capitalizadas.

“En este caso hubo irregularidades, por eso a la Asamblea Legislativa le presentaremos proposiciones acusatorias contra los responsables porque le hicieron daño al país”, mencionó.

En la capitalización participaron cinco gobiernos: Víctor Paz Estenssoro (+) (1985-1989), Jaime Paz Zamora (1989-1993), Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997), Hugo Banzer Suárez (1997-2001) y Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003). El proceso habría sido cerrado bajo la presidencia de Carlos Mesa (2003-2005).

En cuanto a las empresas mineras, Medinaceli indicó que una gran parte fue transferida bajo la forma de riesgo compartido, pero en su mayoría llegaron a manos del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

Wednesday, January 3, 2018

Quipus sabía desde 2016 que tenía excedente de inventario

Una auditoría interna realizada en 2016 alertó a la Empresa Pública Quipus que a la conclusión de esa gestión ya disponía de un excedente de inventario.


El Informe de Auditoría Interna QUIPUS/UAI/Nº 03/2017, del 6 de marzo del año pasado, advirtió que la empresa estatal presentaba una “sobrevaluación del inventario”.


En el resumen ejecutivo del documento que está colgado en la página web de la estatal, la Unidad de Auditoría Interna hizo conocer a la empresa estatal un listado de 10 “deficiencias de control interno” que debían ser subsanadas.


En el séptimo punto del informe, sobre el Examen de Confiabilidad de los Registros y Estados Financieros de la firma, se hace referencia al excedente de mercadería en los almacenes.


Según el informe que remitió la estatal al diputado de oposición Amilcar Barral, hasta marzo de 2017 la compañía había acumulado un stock de 46.675 equipos ensamblados, entre celulares, laptops y otros.


De acuerdo con el reporte, de los 272.661 equipos ensamblados desde 2014, hasta marzo del año pasado, al menos 225.986 se comercializaron y el resto se quedó en los almacenes.


En detalle, se armaron 27.750 unidades de los celulares modelo Tinku, de los cuales sólo se comercializaron 3.299, de manera que terminaron en depósito 24.451 unidades.


En computadoras, se produjeron 205.245 unidades del modelo KUAA, de las cuales se vendieron 187.394 y en los almacenes quedaron 17.851 equipos.

Además del excedente de inventario, la auditoría interna enumera como “deficiencias de control interno, 1. Valuación del vehículo; 2. Saldo pendiente de cobro al Ministerio de Salud; 3. Cuentas por cobrar de antigua data; 4. Saldo pendiente de cobro por convenio interinstitucional; 5. El inventario incluye productos en mal estado; 6. Piezas y partes falladas y/o defectuosas están incluidos en el Inventario de Existencias; 8. Costo de producción y costo de ventas; 9. Manual de Procedimientos para la contratación de personal, y 10. Equipos de computación a cargo de Tecnologías de Información y Comunicación.


El ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Eugenio Rojas, anunció el viernes 29 de diciembre que la empresa estatal suspenderá la producción de teléfonos celulares a partir de este año, ante la competencia desleal de los móviles, en especial los de fabricación china.


Rojas indicó que la estrategia de Quipus para 2018 consiste en potenciar su línea de computadoras estacionarias y portátiles.


Además, aseguró que un lote de celulares almacenados fue comercializado por Entel y que los aparatos fueron acomodados en las Fuerzas Armadas y Policía.

El documento

Objetivo El Resumen Ejecutivo de la auditoría menciona: “El objetivo del examen es expresar una opinión independiente de acuerdo a las Normas de Auditoría Gubernamental sobre el cumplimiento de los procedimientos administrativos contables y de control interno emergentes del examen de Confiabilidad de los Registros y Estados Financieros al 31 de diciembre de 2016”.
Alcance Para realizar la evaluación, la Unidad de Auditoría Interna utilizó los documentos de respaldo de los Registros y Estados Financieros de la Empresa Pública Quipus, por el ejercicio terminado el 31 de diciembre de 2016. Las conclusiones del trabajo fueron entregadas a la compañía estatal el 6 de marzo del año pasado, se detalla en el documento.

Sunday, December 31, 2017

Piden cierre de la empresa Quipus ante el reconocimiento de su fracaso



El diputado opositor Amilkar Barral reiteró ayer que la empresa estatal Quipus debe cerrarse para no seguir generándole pérdidas al Estado, después del reconocimiento, por parte del ministro de Desarrollo Productivo, Eugenio Rojas, de su “ fracaso”.

El Ministro informó el viernes, en una rueda de prensa, que la empresa estatal dejará de ensamblar y producir celulares en 2018 debido a que no se puede hacer frente, en el mercado nacional, a la competencia de las tecnológicas asiáticas

“El tema de celulares es mucho más complejo. Para esta clase de industria en el mercado hay mucha competencia con la industria china o coreana que van renovando cada cierto año, es difícil competir”, admitió al anunciar que por esta razón se decidió no producir el siguiente año celulares y focalizarse en el ensamblaje de computadoras portátiles y de escritorio.

Rojas explicó que la principal dificultad que tiene la empresa es competir con la actualización periódica que realizan las firmas asiáticas a sus productos.

La empresa pública, que opera desde 2013, ofreció al mercado boliviano a finales del 2015 dos modelos de celulares de gama alta y media, bajo la premisa de ensamblar 35.000 por año que, sin embargo, no tuvieron la aceptación esperada.

Consultado sobre los celulares de Quipus que falta comercializar, Rojas señaló que a través de una alianza con la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) se promociona la venta de los celulares, además existe acuerdos de financiamiento con los policías y militares para su adquisición en cuotas.

Barral lamentó, en declaraciones a la prensa, que toda la producción de ordenadores de la empresa se obligue a adquirir a los gobiernos municipales para su entrega a los estudiantes.

Saturday, December 30, 2017

Quipus dejará de producir teléfonos móviles desde 2018

La empresa estatal Quipus suspenderá la producción de teléfonos celulares a partir de este 2018 y potenciará su línea de computadoras estacionarias y portátiles.


La decisión fue asumida ante la competencia desleal de los aparatos móviles, en especial los de fabricación china.


“Hay mucha competencia con los productos chinos. Esa industria va renovando cada cierto tiempo y se debe competir. Entonces, hemos decidido que no se va a producir celulares por este año (2018).

Vamos a trabajar más en tema de computadoras, tanto para escritorio como portátiles; pero por el 2018, celulares no podremos producir”, declaró el ministro de Desarrollo Productivo, Eugenio Rojas, durante la rendición de cuentas.


La autoridad aclaró que para el 2019 se analizará si la producción de estos equipos continuará o si la suspensión será definitiva. Aclaró que lo importante es haber logrado ingresar al mercado, especialmente con la venta de productos como computadoras.


“Vendimos muchas y nos faltó (computadoras) para comercializar. En este campo, hay mucha demanda y queremos ampliar el mercado libre a instituciones del Estado. Los que más demandan son los ministerios de Educación, Defensa, también la Policía y otros sectores privados”, agregó el ministro.


También aclaró que un lote de celulares almacenados fueron comercializados por la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL). Estos artefactos pudieron ser vendidos gracias a acuerdos firmados con las Fuerzas Armadas y Policía Boliviana, instituciones que aceptaron pagar por estos teléfonos en cuotas mensuales.


La Empresa Pública Quipus ensambló 30.750 teléfonos móviles de gama baja con componentes chinos; sin embargo, la autoridad afirmó que el costo final duplicó el precio de equipos similares y que llegan al país a través del contrabando.


Ya en agosto, Rojas reconoció la competencia en equipos móviles. “El problema es que es muy difícil competir en el mercado, sobre todo con los celulares, la gente prefiere Samsung. Cuál es el problema del ciudadano, quiere siempre otra mejor marca Samsung y otras computadoras, no quiere a su industria”, precisó la autoridad en aquella fecha.


Nuevas empresas públicas


Por otro lado, el ministro Rojas anunció que posiblemente a fines de enero se aprobarán los decretos que permitirán a cinco empresas volverse públicas.


“Cinco empresas están listas para ser públicas, hemos remitido a las oficinas correspondientes. Por ejemplo, está Lacteosbol con productor lácteos y jugos, ya estamos trabajando con ellos en los Yungas, Cochabamba y Beni. También estamos con una empresa de miel y dos plantas de estevia, empresas de fertilizantes y semillas”, afirmó.


Aclaró que estas empresas son rentables, legalmente constituidas, sostenibles y aportaron con sus utilidades al pago de los bonos como la Renta Dignidad y el Juancito Pinto.


Asimismo, anunció que otras empresas ingresarán a operar en 2018, tales como una fábrica de vidrio, una de miel de Coripata y otras empresas en Santa Cruz que producen lácteos.


Sobre las importaciones aclaró que subieron en un porcentaje considerable, pero “en la industria”, es decir en la compra de maquinaria. “Estamos importando en Santa Cruz, Cochabamba, Oruro y Beni.

Se está viendo la importación de maquinaria para dos fábricas de cemento que van a operar en Oruro, este año (2018) también comenzaremos con la fábrica de Potosí, de cemento y de vidrio”, indicó.

Friday, December 29, 2017

Thursday, December 28, 2017

Gobierno proyecta mejora de ingresos económicos en 2018



En 2018 se perfila un escenario más alentador y de mejores ingresos económicos para los bolivianos, por la recuperación de los precios de las materias primas y los proyectos estatales, entre otros factores, afirmó el vicepresidente Álvaro García Linera.

La autoridad dijo que en 2018 se espera un desempeño económico más favorable para el país, tomando en cuenta que el objetivo es que el Producto Interno Bruto (PIB) nacional crezca por encima del 4,5%, impulsado por la mejora de los precios del petróleo —que en este momento bordea los $us 58 el barril—, de los minerales que produce Bolivia, como el estaño, plata, zinc, plomo, oro y otros.

Destacó que la actividad agrícola continuará en expansión el siguiente año. Según el Gobierno, este año la producción de alimentos alcanzó a 16 millones de toneladas, y en 2018 la meta es llegar hasta 18 millones.

García Linera indicó que la reactivación de la inversión extranjera es otro factor que impulsará el crecimiento económico. De acuerdo con el Ministerio de Planificación, estos recursos podrían llegar este año a $us 800 millones.

“Va a haber un año (2018) que va a mejorar la economía de las familias, de la ama de casa, de la vendedora, porque habrá más circulante (de dinero), más actividad, más emprendimientos productivos”, destacó.

El Vicepresidente manifestó que 2018 será un año de nuevas conquistas económicas porque, entre varios proyectos, se firmará el contrato para la construcción de la Planta Industrial de Carbonato de Litio, en el salar de Uyuni, e ingresará en operación la Empresa de Cemento de Bolivia (Ecebol) en Oruro, la producción masiva de cloruro de potasio (agrofertilizante) y la ampliación de mercados para la urea de la planta petroquímica de Bulo Bulo, Cochabamba.